BIENVENIDOS

En este espacio encontrarán noticias, entrevistas, reflexiones y novedades del mundo de la Bibliotecología.

Cordialmente se le invita a participar; envíenos noticias, sus artículos, crónicas o pensamientos para ser un aporte más en su difusión y promoción. *********************************************

12 de agosto de 2010

¿TIENE USTED ALGÚN NO-LIBRO EN CASA?

En los últimos años y tras la irrupción en el mercado editorial de la presunta amenaza del libro electrónico, algunos bibliófilos e historiadores del libro se han puesto a trabajar en serio para dejar claro y definido su campo de estudio. Para empezar, han tratado de describirlo físicamente partiendo de su origen vegetal, muy cercano a la naturaleza (liber=corteza), y han puesto condiciones a su formato: se trataría de un conjunto de hojas, unidas por uno de sus lados de manera que constituyeran un cuaderno o volumen cuyo grosor, en cierto modo, vendría a determinar su denominación. Así, un libro sería un volumen de más de 49 páginas sin contar cubierta y sobrecubierta (otros prefieren 40, 80, etc.) que contendría una obra manuscrita o impresa con textos o imágenes. Lo demás se llamaría folleto, cuadernillo, pliego u hoja suelta.

De este modo, casi de forma automática y por exclusión, han surgido los estudiosos del no-libro, es decir de todos aquellos impresos que no entran en la fórmula acuñada o que se salen de sus estrechos límites.

La Universidad Carlos III convocó recientemente un seminario, con la finalidad de preparar un Congreso Internacional que tendrá lugar el próximo año, para clarificar y tratar de definir el campo de estudio mencionado.Si algo quedó claro en la reunión es que dichos papeles no eran tan efímeros como pretendía su propia definición.

Más información en: www.nortecastilla.es

Fuente: http://www.bibliopos.es